La banca en línea desplaza a las sucursales tradicionales

La proliferación del uso de internet para todo tipo de operaciones, ha sido de particular utilidad en el caso de la actividad bancaria. Los bancos han trasladado gradualmente la mayoría de sus servicios básicos a sus API’s online, y han incentivando a su cartera de clientes a adoptar estas herramientas en forma masiva.

Anuncios como lo del Lloyd’s Bank, que continúa llevando a cabo un

proceso de reestructuración con el cierre de oficinas, sucursales y el despido de miles de trabajadores en diferentes países, confirma una realidad que se profundiza diariamente. En la actualidad, la mayor parte de las transacciones bancarias hogareñas, tienen lugar mediante las plataformas virtuales de los bancos. De esta manera, los clientes evitan la enorme pérdida de tiempo que suele representar el tener que concurrir a una oficina en persona, y logran llevar adelante las operaciones más comunes (como pagos, transferencias bancarias y renovaciones de plazos fijos) desde la comodidad de su casa, y en el horario más conveniente.

El desarrollo de aplicaciones de “e-banking” para dispositivos móviles como teléfono y tabletas, no ha hecho más que profundizar esta tendencia a la reducción de la presencia física de los bancos. Incluso buena parte de las operaciones de banca de inversión pueden llevarse a cabo desde cualquiera de las plataformas virtuales, en forma sencilla, accesible e inmediata, por lo que el contacto directo con un representante comienza a ser cada vez menos necesario.

Las personas mayores constituyen la principal excepción a esta regla. Pese a que las campañas de difusión de la banca en línea tienen como objetivo acercar también a las personas de edad al uso de estos mecanismos, la costumbre y la resistencia a la tecnología se impone. La dificultad para comprender en su totalidad la implementación de estas herramientas, además de la desconfianza que les genera una interacción impersonal, constituyen las barreras que alejan a los adultos mayores de estos cambios.

Add a Comment

Your email address will not be published.